Sin título


TORRE AZUL
Peor que sus antecesores
Marcelo Torres Cofiño

C
uántas veces desde 2006 escuchamos a AMLO culpar a los gobiernos de Fox, Calderón y Peña por el pobre desempeño que la economía del país tuvo durante sus respectivas gestiones. Cuántas dijo que eran sus políticas neoliberales las responsables del poco crecimiento. Pues resulta que en su primer año como presidente el PIB no crecerá ni la mitad de lo que lograron como promedio en sus sexenios los mencionados mandatarios. De hecho, si al finalizar el año algo se creció será gracias a que la providencia no nos abandona, porque sus decisiones son un desastre. 
Pero, eso no es todo. Porque son más todavía las ocasiones en que López Obrador culpó a los gobiernos anteriores por los miles de homicidios que ocurrieron durante sus mandatos. Y ahora, siendo presidente, nos entrega el semestre más violento de la historia, cuando una y otra vez prometió que el solo hecho de su llegada al poder bastaba para disminuir los índices de criminalidad en México.
Ahora alega que no puede resolver todo en unos cuantos meses; pero no fue lo que dijo durante su campaña. Si prometió, que cumpla. 
En innumerables ocasiones también AMLO aseguró que iba a castigar a los corruptos. Se atrevió a afirmar que ese cáncer prevalecía por el mal ejemplo de los gobernantes en turno; pero que con su ascensión al poder se acabaría por completo.
Hoy sólo los necios se niegan a observar las evidencias del pacto de impunidad que rige en México que protege bajo su manto a Peña y al que fuera su equipo cercano de trabajo. Sin olvidar, además, los varios casos en los que funcionarios de la “transformación de quinta” han estado involucrados en presuntos actos de deshonestidad.
AMLO resultó muy bueno para criticar, pero pésimo para gobernar. Tal vez por eso, incluso, ahora que tiene la Presidencia a su cargo lo que mejor hace es seguir de criticón de la labor de otros como los periodistas a los que sólo reconoce como “buenos y bien portados” cuándo dedican sus plumas o sus palabras para alabarlo. 
No, López Obrador no es igual que Fox, Calderón o Peña en realidad es bastante peor, mucho peor que ellos, por desgracia para México.
@marcelotorresc

Sin Bozal

.-INFORMACION PERIODISTICA LA PALABRA; es la mayor virtud y riqueza de un hombre, el que no la tienen ni cumple, esta hueco

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente