Sin título

 
Pionera en Toxicología del IMSS, creó Modelo de Atención
para el Paciente con Mordedura de Araña Violinista
 
Ciudad de México.- El Modelo de Atención para el Paciente con Mordedura de Araña Violinista, conocida como loxoscelismo, es una de las principales aportaciones al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de la especialista en Toxicología, María del Carmen Sánchez Villegas.
Actualmente Jefa del Servicio de Toxicología Clínica en el Hospital General del Centro Médico Nacional (CMN) La Raza, es la primera mujer de esta unidad que recibió en 2017 el “Premio Jesús Kumate Rodríguez”, en el Día del Médico, presea que considera una de sus grandes satisfacciones.
Su formación como Pediatra le permitió laborar en el Servicio de Urgencias del Hospital General del CMN La Raza, donde nació,hace 30 años, su pasión por la Toxicología Clínica, inspirada por su maestro, el doctor Gabriel López Martín.
La atención inmediata de niños y adultos intoxicados, así como el uso de antídotos y antagonistas de manera oportuna, se suman a las contribuciones de la doctora Sánchez Villegas al IMSS, además de apoyar y orientar a médicos y público en general del país, como titular del Centro de Información y Asistencia Toxicológica.
        Destacó que el envenenamiento por mordedura de araña violinista tiene  epidemiología creciente, ahora se conoce más sobre tratamiento específico y el abordaje de la respuesta inflamatoria sistémica asociada a las formas graves, “nos ha llevado 20 años modificar nuestra forma de observar y tratar estos padecimientos”, señaló.
       Para tal fin, se han conformado equipos integrales de especialistas, que encabeza Toxicología, con la destacada participación del doctor Alejandro Alagón Cano, considerado padre de los nuevos antivenenos en México, resaltó la especialista del IMSS, quien impulsó que el antiveneno de araña violinista sea parte del cuadro básico de medicamentos del Seguro Social.
    Al recibir al paciente con sospecha de  mordedura de araña violinista, la toxicóloga define el diagnóstico y marca la ruta de abordaje con antiveneno específico; facilita la intervención de intensivistas para regular la respuesta inflamatoria sistémica; los cirujanos plásticos ofrecen cuidado de extremidades afectadasy las rehabilitan, para integrar al paciente a su actividad diaria y a su comunidad.
    “Tenemos 20 años de experiencia en este tipo de envenenamiento, pero también tenemos 220 pacientes de loxoscelismo sistémico con sobre vida atendidos en nuestro servicio, entre las principales aportaciones que puedo dejar para el Seguro Social”, subrayó la doctora Sánchez Villegas.
Sin Bozal

.-INFORMACION PERIODISTICA LA PALABRA; es la mayor virtud y riqueza de un hombre, el que no la tienen ni cumple, esta hueco

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente